Estilo Fiona

  Lectura y punto cruz

Al parecer, los libros y los bordados hacen una combinación perfecta.
Algún sobrante de tela Aida y unos hilos de bordar se pueden poner a buen uso creando un bonito señalador.
En este caso la opción preferida fueron los topiarios ya que son sencillos de hacer sin necesidad de seguir las instrucciones de un libro.
Muchas veces el tejido es una buena compañía a la hora de mirar televisión pero también lo es un bordado con estos arbolitos ya que son diseños fáciles, simétricos  y pueden hacerse sin un patrón.
Usando hilos matizados o variando un poquito los colores para dar luz y sombra se logran efectos muy bonitos.
Un pequeño naranjo, un topiario … y mucho estilo para la hora de la lectura.
Coser una puntilla alrededor es la forma ideal de obtener una linda terminación.
Estos señaladores listos para decorar se consiguen en las tiendas de manualidades que venden insumos para bordar.