Estilo Fiona
 

Aromatizador de ambientes

Lo clásicos saquitos de lavanda son ideales para mantener el aroma agradable y fresco de todo aquello que guardamos en el ropero aunque a la hora de perfumar un ambiente,  las tradicionales bolsitas no son tan efectivas y por ello tengo un truco fantástico.
Estas almohaditas bordadas que son ideales para colgar en la puerta o para ser añadidas a las llaves de un armario, están rellenas con guata y una mínima parte de lavanda. 

Claro está que esto no alcanzará para aromatizar un ambiente pequeño y por ello, se pueden agregar unas gotas de aceite esencial de lavanda sobre el centro del bordado.

Cuando el aroma se pierde con el paso del tiempo, se puede repetir la operación y listo.   Es importante colocar las gotas en la parte central del diseño u otro sector no visible para evitar la formación de aureolas.