Estilo Fiona
 

Bolillos

Algunos encajes industriales son réplicas de tan buena calidad que pueden confundirse con los realizados a mano.
Si bien todos pueden aprender está antigua técnica textil, yo diría que no es una labor para cualquiera. 
Para realizar una pieza de encaje se necesita tiempo, paciencia y mucho amor por este arte.  El encaje de bolillos se realiza entrelazando hilos que se mantendrán sujetos con ayuda de alfileres. Se trabaja siguiendo los detalles de un patrón de cartón que se fija a una almohadilla.
En general se suelen emplear hilos de lino aunque también es posible utilizar seda u otros materiales.  El lino por ejemplo se consigue  en diferentes colores y grosores.
No todos los encajes son iguales y cada estilo tiene sus características propias.
En la actualidad la mayoría de las personas que realizan estos trabajos, lo hacen a manera de hobby o para difundir el conocimiento.  Antiguamente no era extraño ver mujeres sentadas frente a las puertas de sus casas realizando esta labor para poder ganar dinero. Lo hacían así porque trabajar durante el día permitía aprovechar la luz natural.  Las niñas también aprendían las técnicas de bolillos a una temprana edad.