Tic toc, tic toc...
Tiempo vintage para decorar.