Estilo Fiona
 

Cuidados de la Orquídea

  • Un lugar con buena luz sin exposición directa al sol es ideal.
  • El riego se realiza un vez por semana pero lo más interesante es que esta planta habla a través de sus raíces ya que en general suelen ser visibles porque están en recipientes de plástico transparente o macetas de vidrio.
  • Si las raíces son verdes, no necesitan agua; si son blancas, es tiempo de regar pero si son negras indican exceso de riego.
  • Algunas raíces son aéreas lo cual permite que absorban la humedad del ambiente.  Se puede pulverizar sus hojas con agua una vez a la semana. 
  • Es importante que no quede agua estancada en la maceta o en el centro (parte superior) de la planta para evitar que se pudra.